El efecto de la edad relativa

Este artículo es una actualización del que se publicó en su día en el antiguo blog: http://bdfutbol.blogspot.com/2015/03/el-efecto-de-la-edad-relativa-en-el.html

En el fútbol se observa un efecto bastante curioso: hay muchos más futbolistas nacidos a principios de año que nacidos a final de año. En los siguientes gráficos podemos observar los jugadores de la presente temporada 2020-21, agrupados según su mes de nacimiento. Vemos que la diferencia de jugadores según su mes de nacimiento es evidente, tanto en primera como en segunda y segunda B, e incluso también ocurre en las demás ligas extranjeras como por ejemplo la holandesa.

Se observa con claridad que el número de jugadores nacidos en enero es más del doble que los nacidos en diciembre. Concretamente, en primera división, esta temporada 2020-21 hay 2,59 veces más jugadores nacidos en enero que en diciembre. Este factor multiplicativo es el mayor de la historia, como podemos comprobar en el siguiente gráfico que compara la serie histórica.

Factor multiplicativo de jugadores nacidos en enero respecto a los nacidos en diciembre

En las primeras temporadas de la liga, no existían estas diferencias (el número de jugadores nacidos en enero y en diciembre eran más o menos los mismos, factor 1). Fue en los años 60 y 70 que comenzó a incrementarse, y especialmente des de los años 2000 este factor ha rondado siempre el 2 (hay el doble de jugadores nacidos en enero que en diciembre).

Este fenómeno recibe el nombre de “efecto de la edad relativa” (o RAE por sus siglas en inglés), y se observa también en muchos otros deportes y ámbitos, se han realizado diversos estudios que lo atestiguan. Según dice la teoría, se debe a la separación que se hace de los jugadores en las categorías infantiles (benjamín, alevín, infantil, cadete, juvenil), que se determinan según el año de nacimiento de los niños, provocando que en una categoría determinada, los niños nacidos a principios de año sean relativamente mayores que sus compañeros nacidos a finales de año. Por poner un caso extremo, un niño nacido el 1 de enero y otro nacido el 31 de diciembre juegan en la misma categoría, pese a que el primero es prácticamente un año mayor que el segundo. Así que algunos niños estarán físicamente más desarrollados debido a esa ventaja relativa de edad, y es perfectamente razonable que destaquen y sean elegidos frente a niños más pequeños. Este comportamiento además es acumulativo, ya que pasa en cada una de las categorías, con lo cual los deportistas que llegan a profesionales habrán tenido que pasar por una sucesión de cribas que generalmente habrá favorecido a los jugadores relativamente mayores, dando como resultado esta distribución desigual de jugadores según el mes de nacimiento.

1 comentario de “El efecto de la edad relativa”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.