11 delanteras míticas de la Liga

1- La delantera maravillas (1929-34) del Athletic de Mister Pentland formada por Lafuente, Iraragorri, Bata, Chirri II y Gorostiza.

Entre 1929 y 1934, el Athletic ganó tres Ligas (1930, 31 y 34) y cuatro Copas (del 1930 al 33). Ellos fueron indistintamente, sujeto de admiración general y temor del adversario. A Lafuente, se le consideró el mejor extremo derecha del planeta, tras el Mundial de Italia (1934); Iraragorri mezclaba en su juego fuerza e inteligencia; Bata era el gol en estado puro (consiguió un pichichi y posee el récord de más goles en un partido de liga con 7, al Barcelona); Chirri el regate, complementado con servicios de singular precisión; Gorostiza la velocidad en su absoluta esencia, acrisolada a una especial habilidad para el disparo a puerta.

Por si existen dudas sobre su calidad, cabe decir que lograron 307 goles en 90 partidos.

2- Segunda delantera eléctrica del Oviedo (1933-36): Los 5 delanteros de esta 2ª delantera eléctrica del Real Oviedo serían «Casuco«, Gallart, Lángara, Herrerita y Emilín.

Julio Fernández “Casuco” era un puntero diestro ágil y rápido cuyas internadas desde la banda solían terminar con centros al área. Ricardo Gallart, un jugador bajito pero combativo, luchador y con talento. En la punta del ataque estaba uno de los delanteros más brillantes del mundo, Isidro Lángara. Alto, poderoso físicamente, potente, remataba desde cualquier ángulo y posición, e imprimía una enorme potencia a sus disparos. Un goleador excelso al que le daba igual el rival que estuviese enfrente. En su magnífico bagaje profesional figura el haber sido máximo realizador en tres campeonatos diferentes, en España con el Oviedo en tres ocasiones de forma consecutiva (1934, 1935 y 1936), en Argentina con San Lorenzo de Almagro y en México con el España en dos oportunidades (1944 y 1946). Herrerita recién fichado del Club Gijón en un fichaje récord en aquellos tiempos pronto empezó a demostrar los motivos por los que le llamaban el “Mago”. Cautivaba a los aficionados con un estilo fino y brillante, añadiendo un gran dominio del cuero, unas cualidades físicas fantásticas y unas jugadas de maestro. A su lado Emilín se hizo dueño de la banda izquierda, rebosando calidad, regate, centros milimétricos y hasta goles olímpicos gracias a la formidable rosca que daba a la pelota.

Tras el inicio de la Guerra civil esta delantera no volvería a jugar junta.

3- Delantera Stuka. Sevilla 1939-43. López, Raimundo, Pepillo, Campanal, Torrontegui y Berrocal

Todo comenzó con la Copa de 1939, la famosa línea delantera del Sevilla de entreguerras se colocó el sobrenombre de un bombardero alemán Stuka (bombardero en picado), que se convirtió rápidamente en el apodo de ese avión tan peculiar pero eficaz. Haciendo un símil con la devastadora eficiencia del citado bombardero se aludió a una delantera, que por su rapidez y efectividad causó (con todo el respeto que le tengo a los que sufrieron en la guerra) tanto terror como aquel temido aparato volador. Fue la compuesta por López, Raimundo, Pepillo, Campanal, Torrontegui y Berrocal, completando un sexteto para cinco posiciones. Precisamente y sobre la composición de la verdadera “Delantera Stuka” surge una controversia y es que para algunos la verdadera fue la compuesta por López, Pepillo, Campanal, Raimundo y Berrocal y para otros la compuesta por López, Torrontegui, Campanal, Raimundo y Berrocal. En cualquier caso, de lo que no cabe duda es que eran seis grandes futbolistas para cinco posiciones puesto que el polivalente Torrontegui peleaba la titularidad con Pepillo, una circunstancia que generó un intenso debate en la época.

López era un jugador fenomenal y muy listo, un gran extremo; Raimundo y Pepillo que eran dos futbolistas de gran calidad, pura clase y talento; Guillermo González del Río García, Campanal, “el gordo”, un futbolista arrollador, enérgico, al que se le tachaba de demasiado voluminoso pero que cada vez que remataba demostraba su espectacularidad, su precisión y lo que es más importante que era un fuera de serie, completaban el sexteto para cinco puestos Torrontegui y Berrocal. Sus características eran técnica, suavidad y casi perfección, las cuales adornaban un fútbol de lujo y eficiente.

4- Delantera eléctrica del Valencia o “la traca” (1940-46). Epi, Mundo, Gorostiza, Amadeo y Asensi.

La leyenda de la delantera eléctrica nunca hubiera sido posible sin el trabajo de Luis Colina en la secretaría técnica del Valencia CF, fue el que trajo a los 3 vascos en 1940, iniciando una de las épocas más gloriosas de la historia del Valencia CF. Epi, Mundo y Gorostiza eran vascos, Amadeo y Asensi valencianos de la casa. Cinco fantásticos que llegaron a conseguir la descomunal cantidad de 440 goles a lo largo de la década, liderados por una de las grandes leyendas del Valencia, ‘Mundo’ Suárez (2 pichichis). El jugador vasco llegó por azares del destino a la ciudad valenciana tras la Guerra Civil Española. Tras un partido con su equipo militar de fútbol en la reapertura de Mestalla, el Valencia no dudó en incorporarlo a sus filas. Mundo lideró al Valencia de los años 40, lo mimó y lo homenajeó con tres ligas y dos copas. Con su camiseta, el vasco logró la friolera de 330 goles, convirtiéndose en el máximo goleador en la historia del club hasta nuestros días.

En la primera temporada que jugaron todos juntos, la 1940-1941, levantaron la primera Copa en la historia del Valencia, y en la 1941-1942 consiguieron ganar la primera liga de la historia del club.

Su leyenda solo había hecho que empezar. Durante toda la década aterrorizaron a las defensas rivales con goleadas muy abultadas arrasando por los estadios de primera división. Los 5 jugaron juntos entre 1940 y 1946 levantando 2 ligas y 1 Copa del Generalísimo. La mayoría jugaron en el Valencia hasta 1950.

5- Los catedráticos (Athletic 1940-53): Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gainza.

La delantera de los «catedráticos» de San Mamés firmó las mayores hazañas del Athletic de la postguerra, la formaron Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gainza, entrenados por el vizcaíno Urquizu, conquistaron una Liga (1943) y tres Copas (1944, 45 y 1950) y fueron muy duraderos en el tiempo. Zarra era la figura estelar del equipo, fue el máximo goleador de la liga durante muchos años hasta la llegada de Messi y consiguió 6 pichichis.

Después de concluir la Guerra Civil, el Athletic se vio obligado a reconstruir prácticamente desde cero su plantilla, la cual se había disuelto años atrás a causa de la guerra. Comenzó a reclutar a jóvenes promesas de todos los equipos vascos y así fue como formó la nueva plantilla. En ella sobresalía especialmente su delantera, que al principio estuvo formada por Iriondo, Zarra, Panizo, Gaínza y el veterano Unamuno, que tras retirarse fue sustituido provisionalmente por Escudero (proveniente del S. D. Indautxu).

Finalmente, el Athletic encontró a su quinto delantero fijo en un hombre de gran corpulencia llamado Venancio, quien llegó al equipo bilbaíno en la temporada 1944/45 proveniente del S. D. Erandio Club. Venancio fue cedido al Baracaldo C. F. durante las temporadas 1946/47 y 1948/49. Durante esos dos años, el Athletic, para completar su delantera, repescó al veterano Iraragorri, el cual ya formó parte de la «primera delantera histórica» de los años 30.

Posteriormente, Venancio retornó al conjunto rojiblanco para la campaña 1949/50, cerrando así definitivamente el quinteto que formó dicha delantera.

En el Mundial de Brasil de 1950 fueron convocados con la selección española 4 de los integrantes de esta delantera: Iriondo, Zarra, Panizo y Gaínza.

6- El Barça de las 5 copas (1951-55). Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón.

De 1951 al 1953 son años de hegemonía azulgrana con Daucik como entrenador. La temporada 1951/52 el FC Barcelona reunió un conjunto sensacional que ganó las Cinco Copas: la Liga, la Copa, la Copa Latina, la Copa Eva Duarte y la Copa Martini Rossi. Es decir, todos los títulos posibles. El equipo de las Cinco Copas reunía una delantera legendaria formada por Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón. De la mano de Samitier, secretario técnico del Club, en 1951 llegó al Barcelona Ladislao Kubala, un jugador que cambió la historia culé, suponiendo el comienzo de una etapa triunfal para el cuadro catalán, que con este quinteto ofensivo consiguió dos dobletes consecutivos en 1952 y 1953. El crack húngaro con una fuerza física fuera de lo común, técnica de un malabarista, extraordinaria visión de juego, habilidad rematadora, maestría insuperable en el lanzamiento de faltas y penaltis y dotes de líder en el terreno de juego, incorporó unas novedades técnicas nunca vistas, como el disparo con efecto. El juego espectacular de un equipo que dominó el fútbol español y brilló en Europa.

7- El Madrid de las 5 copas de Europa (1955-60). Kopa, Rial, Di Stéfano, Puskas y Gento.

En esos cinco años hubo sus cambios, pero el hilo conductor siempre era el 9, Alfredo di Stéfano (2 Balones de oro y 5 pichichis). El equipo, y por lo tanto la delantera, se vertebraba sobre su figura. Era el eje impulsor, la referencia, el epicentro. Incluso recomendaba al presidente los fichajes o las bajas. Aconsejó a Bernabéu que no cediera a Gento, su inseparable compañero de batallas, a pesar de que su primer año no fue brillante; recomendó el fichaje de Héctor Rial, un compatriota argentino, al que conocía bien. No puso pegas para el fichaje de Kopa, que llegaba como una gran estrella, y finalmente apoyó la llegada de Puskas, ya con 31 años. En esos cinco años, en las cinco finales, la delantera blanca no fue siempre la misma, pero los cambios son contados. La que más ha trascendido a lo largo del tiempo fue la de la temporada 1958-59: Kopa, Rial, Di Stéfano, Puskas y Gento era el ataque titular. Con la incorporación del mago Puskas al Real Madrid, sirvió para completar una delantera que ya había dejado sobradas muestras de calidad y que con el húngaro en plan goleador dominó el fútbol nacional y europeo.

8- Los 5 magníficos (1963-68): La mejor delantera de la historia del Zaragoza y una de las más creativas del fútbol español: Canario, Santos, Marcelino, Villa y Lapetra.

Canario era considerado el genio temperamental, dotado de un alto espíritu combativo y una velocidad excepcional. Santos era el jugador sacrificado, capaz de estar corriendo continuamente para llevar balones a sus compañeros. Marcelino fue quizá el más espectacular, por el prodigioso remate de cabeza que poseía: de cabeza marcó en el estadio Chamartín de Madrid un gol importante en el fútbol español: el que sirvió para derrotar a Rusia (en vida del general Franco y en su presencia) y ganar 2-1 la final de la copa de Europa de selecciones nacionales. Juan Manuel Villa fue el contrapunto de alegría, por su regate fácil y la brillantez de jugadas individuales, cerca de lo irrepetible. Carlos Lapetra tenía una visión excepcional del fútbol y fue el precursor de una posición en el terreno de juego que ha llegado a considerarse importante después: la de centrocampista, el jugador capaz de enviar pases largos desde zonas retrasadas y que marque la pauta del fútbol de ataque.

En los 4 años en que jugaron juntos, el Zaragoza conoció la época de mejores resultados deportivos: campeones de copa de España en 1964 y 1966, campeones de una copa de Ferias (1964), al vencer en final entre equipos españoles al Valencia (2-1); subcampeones de copa de España (1965) y de copa de Ferias (1966).

9- La quinta del buitre (1985-90). Hugo Sánchez, Butragueño y Valdano.

Una brillante generación de canteranos fue la protagonista en la 2ª parte de los años 80 de ‘La Quinta del Buitre’, liderada por Emilio Butragueño, que convirtió al Real Madrid en uno de los mejores equipos de la historia. Los goles de Hugo Sánchez también jugaron un papel muy importante en esta exitosa década donde patentaron las históricas remontadas europeas y las noches mágicas del Bernabéu. Las delanteras ya no eran tan numerosas, sino de 3 atacantes y en entre estas destacaron Hugo Sánchez, Butragueño y Valdano, que resiste hasta la 86-87. A partir de entonces comienza a entenderse la delantera como un tándem Hugo-Butragueño, con Míchel en una banda y Gordillo en la otra y la aportación de Martín Vázquez, Pardeza o Schuster. En la 89-90 suman 107 goles, con 38 del mexicano (Bota de oro), que logró 4 pichichis en este periodo. Conquistaron 2 Copas de la UEFA, 5 Ligas consecutivas y 1 Copa del Rey. Su fútbol ofensivo era tan estético como efectivo, y Hugo y Butragueño llegaron a un grado de entendimiento casi perfecto.

10- La BBC (Real Madrid 2013-18): Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo.

Son una de las tripletas más destacadas en el fútbol internacional en los últimos años. Conocida como la BBC entrenada por Ancelotti y Zidane, esta delantera coincidió en el equipo merengue de 2013 a 2018, cuando Ronaldo dejó al club para fichar por la Juventus de Turín. Durante el tiempo que estuvieron juntos, el Real Madrid ganó 13 títulos, incluidas 4 Champions League, 3 de ellas consecutivas. Además la BBC guió al Real Madrid a 3 títulos de Supercopa de Europa, 3 Mundiales de Clubes, una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Por otra parte, durante las cinco temporadas en las que los tres coincidieron, el Real Madrid logró 210 victorias de 293 partidos disputados (71%), en los cuales ellos marcaron 442 goles. De esta tripleta irrepetible hay un jugador que sobresale por encima del resto: Cristiano Ronaldo. El portugués marcó el 31,8% de los goles logrados por el Real Madrid en esas cinco campañas (249/784) además de conseguir 4 Balones de oro y 2 Botas de oro entre otros logros en este fructífero periodo.

11- La MSN (Barcelona 2014-17). Messi, Luis Suárez y Neymar.

El Barcelona gozó de esta delantera formada por Messi, Luis Suárez y Neymar y entrenada por Luis Enrique durante tres años, disputó 181 partidos, ganando 138, el 76.2% de ellos y logrando 10 títulos, incluido un triplete de Liga, Copa y Champions en 2015, su primera temporada juntos. En estas 3 temporadas mágicas el tridente logró 364 goles, es decir una media superior a 120 goles por año, unas cifras asombrosas hoy en día. Hablar de la calidad de sus componentes es como un sueño idílico:

  • Messi: Considerado el mejor jugador del Barcelona y uno de los mejores de todos los tiempos,​ ha ganado 6 veces el Balón de Oro, además de recibir 6 Botas de Oro y en 2020, se convirtió en el primer futbolista en recibir un premio Laureus. Con el Barcelona ha ganado 34 títulos y es el máximo goleador de su historia y de Argentina.
  • Luis Suárez: Rematador letal con un gran olfato goleador y un contragolpe rapidísimo. Ha ganado la liga en 3 países diferentes (Holanda, Inglaterra y España), también fue el máximo goleador en esos mismos campeonatos, tiene 2 Botas de oro y es el máximo goleador de Uruguay. Tiene una veintena de títulos.
  • Neymar: Tiene velocidad, desborde y es habilidoso en el regate, todo ello ligado a una gran belleza plástica. Mejor futbolista de Suramérica en 2011, oro olímpico en 2016, el mejor brasileño del momento. Tiene una veintena de títulos.

¿Nos hemos dejado alguna? Dejad vuestros comentarios!

1 comentario de “11 delanteras míticas de la Liga”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *